El Castillo de Valdemar, en Troense

Castillo Valdemar

Troense es un pintoresco pueblo en Svendborg, en el centro de Dinamarca. Allí se encuentra el Castillo de Valdemar, levantándose imponente en medio de un bosque cerca de Troense, a orillas de un gran estanque. Su construcción fue ordenada por el rey Cristian IV, entre 1639 y 1644, para su hijo Valdemar, y a fines del siglo XVII fue regalado al héroe nacional Niels Juel.

Actualmente, el castillo de Valdemar continúa en manos de sus descendientes, y se ha convertido en una señorial residencia y museo, ideal para visitar, venir de picnic o pasar una noche.

La historia del castillo de Valdemar

En realidad, el hermoso palacio que se ve hoy en día es el resultado de las remodelaciones realizadas por Niels Juel, ya que durante la Guerra con Suecia había resultado muy dañado. Contrató un arquitecto que diseñó la señorial puerta, el lago artificial, las alas a lo largo del lago y el encantador pabellón de té.

El castillo de Valdemar fue abierto al público en 1974 y se puede visitar casi todo el año; es interesante saber que los propietarios aún viven allí de manera que los visitantes son recibidos como verdaderos huéspedes. Si algo les resulta familiar es porque Hans Christian Andersen, cuando era todavía un joven escritor, viajó al campo danés para encontrar material para una novela histórica entre 1828 y 1829. Fue invitado a visitar el Castillo de Valdemar, y quedó muy impresionado. Las huellas de esa experiencia están en la novela “Sólo un violinista”.

Para revivir las experiencias de Andersen y vivir el Castillo de Valdemar con los cinco sentidos, lo mejor es comenzar por Herskabsstalden, un pabellón antes del castillo. Eran los antiguos establos y actualmente son un lugar ideal para venir de picinic y descansar. Continuemos nuestro recorrido por el parque; posee amplios jardines amplios y majestuosos árboles antiguos.

En el extremo del parque hay una capilla y un pequeño jardín con el lago ornamental, muy al estilo de los jardines del siglo XIX, con el bosque como magnífico telón de fondo del conjunto. Detrás del pabellón de té hay una hermosa playa de arena blanca que nos espera para un refrescante baño; cuenta con duchas y sanitarios cerca de la puerta sur.

Cómo llegar al castillo de Valdemar

Es muy fácil llegar navegando, utilizando el ferry de temporada que sale de Svendborg y llega hasta el muelle del castillo. También pueden con el autobús urbano que sale de la Estación Central de Banegården.

Para llegar en coche, hay que tomar la carretera 200 hacia Svendborg, Troense. El castillo se encuentra a tan solo un kilómetro de la carretera.

Foto por Trond Strandsberg

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas:

Categorias: Dinamarca



Comments are closed.