Lulea, ciudad de invierno

Escultura de hielo en Lulea

Sobre la helada costa norte de Suecia está la ciudad de Lulea, capital del condado de Norrbotten. La ciudad descansa en una península del Golfo de Botnia y tiene uno de los puertos más importantes del país, incluso en invierno cuando el hielo pone a trabar los barcos rompehielos para poder continuar con la actividad. En realidad la zona contiene alrededor de 700 islas y es bastante extensa. A la ciudad puntualmente puedes llegar en tren desde Estocolmo.

Lulea ya tenía un puerto importante en el siglo XIII, así que hay ciertos sitios antiguos que merecen ser visitados. Entre ellos un Patrimonio Mundial: la Iglesia de Gammelstad.

Esta iglesia es una muestra de un estilo de edificio religioso que alguna vez estuvo presente en toda Escandinavia. Debes recorrer 10 km para conocerla, río arriba, y el templo es el corazón de un conjunto urbano de casas de madera que solo se utilizaban los domingos o en los festivales religiosos para acomodar a los fieles que llegaban especialmente y al final del día no podían regresar a sus hogares.

Siguiendo el tour religioso tampoco debes dejar de visitar la Catedral de Lulea, un templo elegante construido en ladrillos rojos y estilo neogótico. Se consagró en 1893 y se trata de la Iglesia Oscar Frederik, en honor al rey Oscar II, pero en 1904 se rebautizó al formarse la diócesis de Lulea. Esta iglesia la encuentras sobre la calle Nygatan, 10. Si bien es mejor visitar Lulea en verano el invierno en Suecia es una maravilla blanca. Bien abrigado uno puede disfrutar de una cultura que siempre ha vivido al amparo del frío.

Y lo cierto es que Lulea se transforma con la nieve pues el mar se congela y el perfil urbano se vuelve completamente blanco. Se arman fogatas en las calles para que la gente pueda hacer vida social fuera de casa, se construyen esculturas de hielo en los parques y así se crean nuevas zonas de juegos, pues desde que apareció la primera de ellas, allá por el ’85, se han vuelto cada vez más sofisticadas y hasta tienen hoy en día un tobogán de 30 metros de largo. Cada año hay un animal nuevo, y cuál será el elegido es un secreto hasta que lo colocan en el parque.

Entre todos los parques el más popular es el central, al lado de Storgatan, la calle principal cerca del ayuntamiento y la catedral.

MÁS INFORMACIÓN

Foto: Jiaqiandcandice

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Suecia



Deja tu comentario