Historia de Suecia

Suecia

Podemos decir que Suecia cuenta con una de las historias más extensas de toda Europa, además de una de las más interesantes; y es que la civilización aquí se remontaría a 14.000 años atrás, allá por el 12.000 a.C. Fue en ese momento cuando los primeros moradores llegaron a la región, eran cazadores y cazadores recolectores. Un inicio que daría paso, en los años posteriores, al establecimiento de numerosas tribus en la zona.

Esta llegada masiva propició el desarrollo de grandes núcleos de población, construcciones megalíticas y la inminente llegada de la Edad de Bronce a Escandinavia. Así, mucho antes de que llegar Cristo (unos 1500 años), Suecia ya se perfilaba como uno de los lugares más importantes en exportación de bronce.

El clima de la región ayudó en muchas ocasiones a los suecos y a su supervivencia. Por ejemplo, con el Imperio Romano activo, los suecos pudieron realizar numerosas emboscadas favorecidas por dicho clima, emboscadas que evitaron que los romanos pudieran subir demasiado.

La época vikinga en Suecia llegó allá por el siglo VIII hasta el siglo XI, una época en la que dichos vikingos no conocían fronteras. Expandían su territorio llegando a lugares tan lejanos como Bagdad. Su destreza para la guerra y para la navegación es legendaria, se dice incluso, que un grupo de vikingos conocidos como rus serían los padres fundadores de la propia Rusia. Lucharon contra numerosos pueblos, dejando tras de sí un rastro de muerte y destrucción.

En el siglo XIV, Suecia se enfrentaría a un duro golpe para sus civiles. La peste bubónica, peste negra, llegaba con fuerza. Dejó al país completamente debilitado en cuanto a población, no obstante, la expansión de Suecia siguió su curso, entablando acuerdos comerciales con países como Noruega o Dinamarca.

A pesar de que no se tiene exactitud de cuando nace el reino de Suecia exactamente, lo cierto es que para el siglo XVI el Imperio Sueco ya existía. A pesar de que por aquel entonces el país era considerado como muy pobre y poco poblado, lo cierto es que poco a poco fue creciendo de manera bastante importante.

Ya en el siglo XVII Suecia era considerado como el país más extenso en Europa sólo superado por Rusia y España. No obstante, un siglo después, tras la guerra contra el Sacro Imperio Romano Germánico, quedaría bastante debilitado.

El siglo XVIII comenzaría con una guerra que duraría veintiún años, la Gran Guerra del Norte (del año 1700 al 1721), conflicto que les enfrentaría, además de a Dinamarca, Noruega, Polonia y Prusia, a una potencia emergente, Rusia, la gran vencedora de este entente en el que además, conseguiría su salida al Báltico y supondría la pérdida del dominio de Suecia de una buena parte de su territorio.

Durante los siglos XVIII y principio del XIX el crecimiento de la población fue tal, que la única solución para terminar con el hambre era la emigración en masa hacia Estados Unidos, esta se convertiría en la única forma de evitar el hambre y la rebelión. A pesar de que lograron que muchos ciudadanos abandonaran su tierra natal, lo cierto es que estos movimientos de población originaron una industrialización tardía en comparación con el resto de Europa.

En el siglo XIX, con el tratado de Kied, Suecia renunciaría a las provincias del norte de Alemania a cambio de parte de Noruega.

Cabe destacar que en épocas más contemporáneas, la paz que dominaba Suecia propició un gran crecimiento en dicho país. Además no tomó pate de ninguna de las dos grandes guerras, ni la primera ni la segunda, por tanto no sufrió la devastación de las mismas. Aun así en ocasiones su neutralidad en la Segunda Guerra Mundial ha sido objetivo de debate, pues habría cierto apoyo a los alemanes por parte de las autoridades suecas.

Entró en la Unión Europea, a la cual Suecia pertenece desde el 1 de enero de 1995, aunque sin adoptar el euro.

En la actualidad, Suecia es uno de los países con mayor índice de Desarrollo Humano. Además, se sitúa entre las veinte economías más grandes del mundo.

Otros enlaces de interés:

Foto vía: joseaperez

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Suecia



Deja tu comentario