Djurgarden, la isla de Estocolmo

Isla de Djurgarden

Uno de los paseos que puedes hacer estando en Estocolmo es tomar el ferry rumbo a la isla de Djurgarden. Esta isla está en la ciudad misma, tiene una larga historia y alberga muchos edificios históricos que hoy ofician de museos y galerías de arte. Además, tiene muchos jardines así que las tardes de verano y primavera hay siempre mucha gente disfrutando del aire libre.

El rey Juan III estableció aquí un parque para tener venados y otros animales, allá por el siglo XVI, aunque la isla tardó mucho tiempo en cobrar forma. A fines del siglo XVIII Djurgarden pasó a ser una zona recreativa más que un parque real y se abrió un teatro y se construyó un palacio y fue a partir de entonces que la isla empezó a ser en parte una zona residencial.

Del lado occidental de la isla la armada construyó muelles que perduraron hasta los años ’70 del siglo XX cuando por fin la isla pasó a ser una zona de recreo 100%. El puente principal que cruza desde el continente data del siglo XIX y lo mismo muchos de sus edificios, de la época de la Feria Mundial.

Si bien a simple vista parece una isla repleta de edificios hay muchas zonas verdes cruzadas por senderos y vistas costeras. Hay casas privadas, viejos edificios y entre ellos monumentos nacionales. Hoy puedes conocer toda la zona de armada, el Galärvarvet, el Museo Vasa, el Museo Acuario, el Museo de Biología, el tranvía histórico, la zona de concierto, el parque de atracciones Gröna Lund y el hermoso lago Isbladskärret.

También está el Sakensen, el museo al aire libre de la arquitectura sueca, el Museo Nórdico, el Palacio Rosedeal con su bonito parque y una mansión principesca convertida en museo con pinturas y esculturas. Ya lo sabes, un cruce en ferry y ya estás en esta isla, corazón de Estocolmo.

Foto: vía Mehras

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Suecia



Deja tu comentario