El clima de Suecia

Sol de Medianoche

Es imposible no relacionar Suecia con el frío, pero en verdad es un país que tiene las cuatro estaciones muy bien marcadas y el paso del invierno, la primavera y el otoño cambian notablemente los paisajes. También es cierto que de la mano del cambio climático hoy en día los inviernos son un poco más leves y los veranos algo más cálidos.

En líneas generales y gracias a la Corriente del Golfo, Suecia tiene un clima que se define como templado, aunque si pensamos específicamente en las regiones históricas, Gotland, Svealand y Norrland, cada una tiene sus propias características: clima océanico, clima húmedo continental y clima boreal respectivamente.

A pesar de la latitud, goza de algunos inviernos más cálidos incluso que el de las regiones mas frías de Estados Unidos o Canadá, por ejemplo, aunque la luz solar es la gran medidora de las estaciones en Suecia. Si vas a Estocolmo en verano tendrás al sol en el cielo por casi 20 horas, mientras que si vas a comienzos del invierno hay luz solar sólo 6 horas al día.

¿Llueve mucho? No tanto, en comparación con el resto de los países del mundo no cae tanta agua, aunque la zona suroeste del país es la que recibe casi todas las lluvias. ¿Nieva en todo el país? No, tampoco, y hay zonas que aún en el crudo invierno se mantienen libres de nieve.

Por eso, al hablar del clima en Suecia lo mejor es hacer una distinción entre las cuatro estaciones del año:

Invierno

No es aconsejable visitar toda la región de Escandinavia en esta estación, más o menos entre noviembre y finales de marzo. El frío ya comienza en octubre y realmente hay que contar con ropa muy abrigada. No te pones ropas más ligeras hasta abril, por lo menos. Pero en cierta forma hay mucha vida, ya que en el caso de ciudades como Lund o Estocolmo se reactiva la vida universitaria y las actividades culturales.

Si te gusta el esquí, el invierno también es oportuno pero hay que considerar que al norte reinan los días oscuros. ¡Nada de esquiar bajo el sol! Pero claro, es la temporada de las bellas Luces del Norte y entonces sí, no queda otra que ir en invierno si quieres disfrutarlas.

Por otra parte en invierno no siempre hace más frío en el norte. Hay años en que Laponia o Halsingland gozan del clima más templado del país y los cielos más despejados. Datos: En Estocolmo la temperatura promedio es de -3ºC y en Gotemburgo algunos grados menos.

Primavera

La primavera cae en mayo y junio y puede extenderse hasta septiembre. La campiña sueca se llena de verde y de flores y es como el colorido renacer después del frío y oscuro invierno. Vuelve el sol y hay algunos festivales pintorescos, como el encendido de enormes fogatas para espantar a los malos espíritus y la explosión de petardos que simulan disparos contra las brujas que vuelan por los cielos. También es la estación de la Noche Walpurgis, a finales de abril.

Verano

Es la mejor temporada en Suecia pues los días son más largos y brilla más el sol. En el norte la luz nocturna se convierte en una penumbra, nunca oscurece del todo, y vuelve a brillar al poco de unas horas. La calma propia de la noche cae sobre las ciudades y poblaciones pero es increíble porque no es ni será noche cerrada. Es el famoso Sol de Medianoche, con días que tienen luz casi hasta las 11pm y amaneceres que te despiertan a las 3am. En sitios como Kiruna, Bjoürkliden o Abisko, el Sol de Medianoche es el protagonista indiscutido del verano.

También hay celebraciones especiales y la gente aprovecha para nadar en los lagos o en el mar pues la temperatura es más agradable. Las cafeterías sacan sus mesas afuera, hay espectáculos al aire libre y muchas actividades de playa. Eso sí, todo lo que tenga que ver con el teatro, la ópera, el baile y la danza está cerrado.

En ciudades como Gotemburgo o Estocolmo la temperatura promedio ronda los 18ºC.

Otoño

La Naturaleza cambia de nuevo de colores y aunque el invierno está cada vez más cerca los días son claros, brillantes y con buen clima. Incluso puede haber algunos días más cálidos que otros, con 20º por ejemplo. Todavía hay muchas horas de sol para poder salir a pasear y quienes tienen un bosque cerca aprovechan para hacer las últimas excursiones por placer y para recolectar frutos y hongos. También es la temporada tradicional de caza de venados y ciervos y entonces estas carnes aparecen en las cartas de los restaurantes con más frecuencia. La pesca es otra de las actividades del otoño sueco.

Foto: vía Travelpod

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Suecia



Deja tu comentario