Geografía física de Noruega

Geografía física de Noruega

Noruega es el estado más septentrional de toda Europa. Ocupando la vertiente noroccidental de la península escandinava, podemos decir que la mayor parte de su territorio es montañoso. No obstante estas montañas no constituyen un sistema montañoso en sí, más bien son una serie de mesetas cuya altura cuenta con una media de entre 600 a 900 metros.

Limita con el mar Barents al norte, con Finlandia y Rusia al noreste, Suecia al este, el mar del Norte al sur y con el mar de Noruega al oeste.

El comienzo de los Alpes escandinavos se encuentra en el norte de la costa de Skagerrak. Estos Alpes siguen su camino por la costa dirección norte. Cabe destacar que durante su recorrido son interrumpidos, en ocasiones, por un gran número de bellos fiordos, los fiordos de Vestlandet. Siguiendo su recorrido llegamos a la zona del noroeste, la de Finmark, en la que se pierde altitud a medida que se acerca al Cabo Norte. Finalmente se hunde en el mar de Barents.

En la otra punta de Noruega, la costa sur, encontramos un gran número de planicies. Todas ellas se extenderían tras pasar Stravanger, situado al oeste del fiordo de Oslo. Este terreno se compone principalmente de colinas, aunque también es posible encontrar mesetas.

El punto más alto de toda Noruega hay que buscarlo en la parte norte del país, en Galdhøpiggen a 2.469 m de altura.

Podemos decir que aunque el perfil es montañoso, encontramos amplios valles. Las llanuras son, por norma general, pequeñas, y las costas muy recortadas, condición que nos ofrecerá un sinfín de fiordos que crean uno de los puntos turísticos más importantes de Noruega.

Cabe destacar que en la parte del noreste encontramos la tundra ártica, lugar en el que el número de glaciares es bastante amplio.

Hidrográficamente hablando, Noruega cuenta con un gran número de ríos. Estos se caracterizan por tener corrientes bastante impetuosas, pero también por ser cortos. El más largo es el río Glomma, de unos 601 km, luego le seguirían Pasvikelva y Ivalojoki (380 km) y el Numedalslagen (352 km).

Desde el punto de vista paisajístico, podemos destacar también sus cascadas, como la de Kjelfossen, Aurland, que cuenta con un salto de 840 m, o las de Sondre Mardalsfoss, en Nesset, que cuenta con un salto de unos 705 m. Además, dentro de ese interés paisajístico del país no pueden faltar los glaciares. Noruega cuenta con unos cinco mil, y los más importantes son Jostedalsbreen, Vestre Svartisten y Søndre Folgefonna.

Tampoco podemos perdernos algunos de sus fiordos más impresionantes, como el de Sognefjord, en Skjolden, Hardangerfjorden, en Odda o Trondheimsfjorden en Steinkjer.

El relieve y la naturaleza de Noruega es, como podemos ver, muy variado. Un auténtico lujo a la hora de viajar en busca de naturaleza y paisajes impresionantes.

PARA SABER MÁS SOBRE EL PAÍS

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Noruega



Deja tu comentario