Fredrikstad y su casco histórico

Fredrikstad en Noruega

Dentro del condado de Ostfold hay una ciudad llamada Fredrikstad que se cuenta entre las mas pintorescas de todo Noruega. Fue fundada en 1567 por el rey Frederik II y se extiende a ambos lados del río Glomma, en el punto en donde se encuentra con el Skagerrak. Junto con la vecina ciudad de Sarpsborg forma la quinta ciudad mas grande del país pero su encanto no está en su tamaño sino en su casco histórico.

Fredrikstad se construyó allí, 15 kilómetros río arriba de Sarpsborg, después de que esta última ciudad fuera quemada por los suecos. Algunos se mudaron y dieron vida a la nueva ciudad y otros en cambio eligieron quedarse y reconstruir su hogar. Aquel primer núcleo de edificios descansa sobre la orilla este del río y se cuenta entre los pueblos fortificados mejor preservados de Europa. No fuera a ser que los suecos volvieron a la carga así que las estructuras defensivas se encargaron a dos arquitectos especiales que trabajaron durante sesenta años.

Así fueron apareciendo varias fortificaciones, Kongsten, Cicignon o Isegran, por ejemplo, y con el tiempo incluso se construyó otro núcleo residencial que a la postre se convertiría en el actual centro de la ciudad, un suburbio que aparece a mediados del siglo XVIII sobre la orilla oeste del Glomma. La primera ciudadela fortificada podía albergar a 350 personas y aunque hoy los días de incendios y batallas han quedado atrás todavía puedes imaginarlos mientras caminas por aquí.

Hoy en día hay tiendas, restaurantes y cafeterías pero el paseo conserva un aire medieval encantador. ¿De qué vivía Fredrikstad? Para entonces de la industria de la madera y ya para el siglo XIX, con la tecnología del vapor, aparecieron los barcos y el ferrocarril aunque en el siglo XX esto declinó y comenzó a construir barcos.

Yo creo que el primer paseo en esta ciudad noruega es conocer el Museo Fredrikstad pues este te da un buen panorama de la historia de la ciudad que estás dispuesto a conocer. Está dentro de la ciudad vieja. También puedes conocer la Residencia Elingaard que data del siglo XVIII, el Museo de las Ballenas con historias de balleneros y barcos (solo abre en el verano) y también puedes toparte con rocas talladas hace miles de años en la campiña de la ciudad.

PARA SABER MÁS…

Foto: vía Cambridge University Yatch Club

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Noruega



Deja tu comentario