Flekkefjord, el pueblo holandés de Noruega

Flekkefjord 1 puerto

Noruega no se resume a Bergen, Tromso, Oslo o Trondheim. Hay otras ciudades más pequeñas y muy bonitas que deambulando por el país puedes visitar. Por ejemplo, en el condado de Vest-Agder, en uno de los extremos de la larga forma territorial de Noruega, está la ciudad de Flekkefjord situada más o menos a mitad de camino entre Stavanger y Kristiansad. Basta leer con algo de atención su nombre para adivinar que hay un fiordo cerca y así es, está el fiordo Flikka.

Flekkefjord es una ciudad portuaria, siempre lo ha sido, porque aquí la marea casi no cambia así que eso para los marineros de cualquier siglo es algo ideal. Durante la invasión de Napoleón a los Países Bajos, por ejemplo, la ciudad se convirtió en el puerto de los contrabandistas de madera de roble y pino, las favoritas para construir barcos de guerra en aquel entonces. De aquel siglo XIX todavía quedan algunos edificios que están concentrados en el casco histórico al que los habitantes le llaman “Hollenderbyen”, pueblo holandés, y se trata de bellos edificios de madera.

Es que Flekkefjord tiene una centenaria relación con este país y en otros tiempos los comerciantes holandeses tenían aquí oficinas y casas. Las calles del casco histórico siguen siendo las mismas, estrechas, con casas pequeñas cuyas ventanas están decoradas con macetas. El mejor momento del comercio con Holanda fue en el siglo XVIII así que cuando vayas a Amsterdam debes saber que todo lo que tiene esta ciudad antiguo y de madera se construyó con roble proveniente de esta ciudad portuaria noruega.

Flekkefjord 2 calles tipicas

En los alrededores de la ciudad la naturaleza ha sido muy generosa con los paisajes y el fiordo es la atracción principal. Sobre la costa está además la isla de Hidra, con su museo dedicado a la historia local. En la isla no viven más de 600 personas y se la conoce como “la perla de la costa sur” por su maravillosa flora y fauna. Tiene dos pueblos y en uno de ellos, Rasvag, dónde está el museo, hay además una hermosa isla de 1854. Otra isla cercana es Andabeloy, una isla sin coches.

¿Te animas a llegar hasta aquí para conocer esta ciudad noruega fuera del circuito turístico más tradicional?

Fotos vía web oficial de la ciudad

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Noruega



Deja tu comentario