El tranvía en Oslo, información práctica

Tranvía en Oslo

Poco a poco el metro de Oslo se ha ido imponiendo sobre el tranvía como el transporte público más utilizado por turistas y lugareños en la ciudad. Os hablábamos de ello en un artículo anterior en el que os dábamos información práctica para viajar en metro. Sin embargo, para los que ya están acostumbrados sigue siendo un eficiente sistema para moverse por toda la capital noruega, especialmente por el centro histórico.

La historia del tranvía en Oslo se remonta a 1875, cuando se inauguró la primera línea que unía Homansbyen, al oeste, con la estación de ferrocarril de la ciudad y Gronland, al este. Tres años más tarde el servicio se amplió hasta Grunerlokka, un barrio del norte de la ciudad.

Los primeros tranvías consistían en un servicio tirado por caballos, y no fue sino hasta 1900 cuando se suprimieron por los tranvías eléctricos.

¿Cómo es el tranvía de Oslo?

En total son seis las líneas que recorren Oslo a lo largo de más de 130 kilómetros. Los tranvías cuentan con 99 paradas, y la frecuencia de paso por ellas es de diez minutos durante el día y 20 minutos por las tardes-noches y fines de semana. Hay paradas en las que se detienen más tranvías, por lo que la frecuencia de paso será menor.

En cada parada tenéis un pequeño mapa con las diferentes rutas que realiza ese tranvía. Veréis como las líneas se distinguen por colores, típico sistema para cualquier otro medio de transporte, como el metro. Así que no resulta nada complicado usar el tranvía en Oslo.

Para los turistas os podría recomendar la línea 12, que pasa por el Ayuntamiento, el Aker Brygge, el Nobel Peace Centre, el Parque Vigeland o la zona de Majorstuen.

La ciudad se divide en cinco zonas, y el precio del billete varía en función de si os movéis por una o varias zonas. También es cierto que sale más caro comprar el billete en el tranvía que en las máquinas expendedoras que se sitúan en las diferentes paradas.

Los niños pagan a partir de los 4 años, y los descuentos infantiles se dan hasta los 15 años, a excepción de los billetes semanales o mensuales, donde la oferta se extiende hasta los 19 años. También hay descuentos para viajar en familia los sábados, domingos y festivos

Lo más recomendable es que, si vais a utilizar con asiduidad el tranvía, compréis un billete de viajes ilimitados durante 24 horas al precio de 12,5 euros. También es muy aconsejable la tarjeta turística Oslo Pass, con la que podéis acceder al transporte público gratuito en la ciudad.

Aunque no sea el sistema de transporte público más utilizado en estos momentos, el tranvía sigue siendo un método rápido, cómodo y eficaz para moverse por el centro de la ciudad. Si queréis más información podéis visitar la página web: Transportes en Oslo.

– Información práctica para viajar a Oslo

Foto Vía Ookaboo

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Noruega



Deja tu comentario