Crucero por los Fiordos Noruegos, opción demandada

Crucero por los fiordos noruegos

Los cruceros por los Fiordos están cada vez más solicitados. La gente toma estos destinos como favoritos debido principalmente a la impresionante belleza que supone pasear con un gran barco por esos paisajes tan impactantes.

Los cruceros a los Fiordos suponen una apuesta más que segura si lo que se quiere es disfrutar de la naturaleza en estado puro, sobre todo en Noruega. El mar sorprende entre las montañas, creando un maravilloso paisaje arropado entre montañas y vegetación exuberante, lugares que han sido finalmente declaradas por la Unesco como emplazamientos únicos en el mundo.

La temporada en la que estas rutas se pueden hacer va desde mayo hasta mediados de septiembre. Podemos decir que la temporada alta está entre junio y agosto, así que si queremos ahorrarnos un dinerito mejor escoger otros meses, por ejemplo principios de mayo o finales de junio. Durante esas fechas, las ofertas serán mucho más suculentas y los precios bajarán bastante en general. Además, tendremos suerte, pues el barco que elijamos contará (por norma general) con menos turistas.

Otra cosa es que queramos disfrutar del conocido como Sol de Medianoche, un fenómeno por el cual el sol puede ser visible durante todo el día. En ese caso, nuestra fecha ideal será a partir del solsticio de verano, sobre el 21 de junio.

Hay que tener claro que si elegimos estas rutas quizá tengamos que prescindir de las visitas culturales. Sí, seguramente atracaremos en ciudades como Bergen, la puerta de los fiordos noruegos, con un casco antiguo hermosísimo, así como su mercado de pescado, e inevitablemente Oslo, con muchas excursiones turísticas por la ciudad. No obstante, fuera de esos dos destinos, lo cierto es que el resto de nuestra ruta irá enfocada a visitar los distintos paisajes naturales, y por tanto, esta vez tendremos que dejar los museos para otra ocasión.

Puedes ver la oferta actual de este tipo de viajes en: ofertas de cruceros

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Noruega



Deja tu comentario