Breve historia de Noruega

Pasiaje de Noruega

Noruega cuenta con una historia que se remonta a la Alta Edad Media. No obstante, ésta sería la historia a partir del momento en el que Noruega se estableció como un verdadero país o reino independiente. Si buscamos los primeros indicios de población deberíamos mirar un poco más atrás, concretamente en el siglo IX a.C, momento en el que varias tribus germánicas emigraron hasta este territorio, gracias a la retirada de los glaciares de las costas situadas al norte de Europa. De esta época se conservan varias pinturas rupestres que muestran como estos primeros hombres ya conocían la navegación, así como una especie de rudimentarios esquíes que les permitiría andar sobre la nieve.

No obstante, no sería hasta finales del siglo VIII cuando se puede decir que comienza la verdadera historia del país. Por aquel entonces, los vikingos entran en escena en toda Europa. El principio de la llamada Era Vikinga, esa que sembró de caos las costas de media Europa.

Los primeros intentos en Noruega para formar un reino fueron realizados por Harald Harfagre, un rey vikingo que había heredado de su padre una serie de reinos y que pasó su vida realizando numerosas conquistas para poder unificarlos. Este fue, sin duda alguna, el fundador de la nación. El primer rey que tomaba posesión de gran parte del país viendo caer uno a uno a sus enemigos.

Al final de esta era de los vikingos encontraríamos ya una Noruega constituida en un reino independiente. Un reino en el que los hijos ilegítimos del rey tenían tantos derechos de sucesión como los legítimos ante las lagtings, que eran asambleas regionales de campesinos por las cuales era electo dicho rey.

Llegamos así al momento en el que se consolida la organización eclesiástica y monárquica del país, allá por el siglo XI, momento en el que por fin se puede hablar de u reino plenamente unificado.

Tras un siglo de gran esplendor, el XIII, en el que Noruega se hacía poseedora de un gran imperio en el Atlántico Norte, su población fue azotada duramente por las consecuencias económicas y sociales de un brutal brote de peste negra. Este contratiempo supuso grandes bajas, aproximadamente el 50% de la población. Por lo que el reino se vió en la obligación de recurrir ante los daneses y suecos posibilitando la Unión de Kalmar entre 1397 y 1523, la cual se formaba por todos los reinos nórdicos.

Noruega no se había recuperado del duro golpe de la peste negra, y su debilidad propició una unión al país vecino de Dinamarca. Esta unión estaría activa hasta 1814, momento en el que finalmente un grupo de patriotas declararía unilateralmente la independencia escribiendo su propia constitución, así conseguía separarse de Dinamarca, pero no de Suecia, esto lo haría mucho más tarde, en 1905.

Durante la Alemania Nazi, Noruega también fue invadida, concretamente en 1940. En este momento llegan los fascistas al país por lo que se derrumba durante un tiempo todo lo conseguido ante una nueva dictadura.

En 1945, tras la guerra, se volverían a restaurar las instituciones democráticas y se comenzó a construir un verdadero estado de bienestar, siendo referente para el resto del mundo.

Otros enlaces de interés:

Otros episodios históricos ocurridos en el país: Historia noruega.

Foto vía: entreoceanos

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Noruega



Deja tu comentario