Atracciones en Lillehammer

Lillehammer

En el condado de Oppland la capital es la ciudad de Lillehammer, un sitio que se hizo mundialmente conocido por albergar los Juegos Olímpicos de Invierno en 1994. La ciudad está situada en un paisaje precioso, rodeada de montañas, cerca de un río y un lago, y en su centro histórico se concentra un puñado de antiguos edificios de madera que datan del siglo XIX.

Esta parte de Noruega ha estado habitada desde la Edad del Hierro y se convirtió en una ciudad con derechos mercantiles a comienzos del siglo XIX.

Hay dos eventos que la han puesto en el ojo del mundo: uno son las olimpiadas mencionadas y otro es el asesinato equivocado de un mesero marroquí por parte del Mossad en el año 1973. El servicio de inteligencia israelí creía que este hombre había tenido que ver con la masacre de Munich, así que fue directamente a por él.

¿Pero tiene atracciones propias esta ciudad noruega? Bueno, más allá del sitio donde se desarrollaron las olimpiadas, hay algunas atracciones interesantes.

Vayamos por partes: primero está el mismo Museo de las Olimpiadas, el único en su tipo en Europa del Norte con toda la historia de los legendarios juegos. En segundo lugar hay una iglesia de madera, de esas iglesias tan típicas de Noruega, la iglesia de madera de Ringebu. Forma parte de un museo y se construyó alrededor del año 1150 sobre un templo anterior de origen vikingo. Es una de las iglesias de madera mas visitadas del país.

También está el Museo al Aire Libre Maihaugen, un compendio de antiguos edificios, alrededor de 200 estructuras, que sirven como muestrario de la cultura e historia noruega. Tiene un sector rural, otro residencial y otro histórico y es uno de los museos más visitados del país.

En verano puedes pasear a bordo del PS Skibladner, uno de los barcos a vapor con rueda más antiguos del mundo, ya que data de 1856, y todavía funciona dando paseos por las aguas del lago. Y finalmente hay unos dibujos rupestres interesantes en Drotten, a casi dos kilómetros del puente Brunlaug.

Por último, y si viajáis en familia con los más pequeños, tenéis el parque familiar Hunderfössen, un mundo mágico de cuentos con atracciones, tirolinas e incluso un castillo, y el parque familiar Lilleputhammer.

A Lillehammer puedes llegar en coche por la autopista, está a dos horas y media de Oslo o a 5 de Trondheim, en avión, en autobús o en tren.

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Noruega



Deja tu comentario