Heimdall, el divino vigía del Asgard

Heimdall

Heimdall puede ser considerado como el dios vigilante del hogar de los dioses (Asgard) y del puente que lo une con el mundo (el arco-iris Bifrost o Bilröst), y la historia de su origen es cuando menos curiosa, ya que no es hijo de una sola madre sino de nueve al mismo tiempo además de ser descendiente directo de Odín.

Sus habilidades como vigía no tienen comparación ya que posee una vista y un oído privilegiados además de poder permanecer despierto durante varios días, aunque como contrapunto carece de la capacidad para hablar. Se cuenta en los mitos nórdicos que Heimdall poseía un sentido del oído tan agudo que era capaz de oír como crece la hierba.

La historia de Heimdall comienza un buen día que Odín se encontraba dando un paseo por la orilla del mar cuando reparó en los cuerpos de nueve mujeres gigantes tendidas en la arena, durmiendo apaciblemente. Sus nombres eran Gialp, Greip, Egia, Augeia, Ulfrun, Aurgiafa, Sindur, Atla e Iarnsaxa. El dios no pudo evitar quedar prendado de su belleza y en breve se desposó con ellas, concibiendo así a Heimdall. Su crecimiento se aceleró considerablemente gracias a la alimentación que le dieron sus madres, y en muy poco tiempo estuvo listo para reunirse con su padre en la residencia divina de Argard.

A su llegada encontró que los dioses estaban admirando su reciente obra, el puente que une el Asgard con el mundo de los mortales, forjado a base de aire, agua y fuego. Mientras debatían sobre la necesidad de asignar un vigilante al Bifrost y la llegada de Heimdall no pudo ser más apropiada y oportuna. Sus agudos sentidos le hicieron inmediato merecedor del puesto y se le otorgó una espada y un cuerno llamado Gjallarhorn, el cual debería hacer sonar a la menor señal de peligro para despertar a todas las criaturas vivientes. Heimdall solía dejar su cuerno colgado de una de las ramas del Yggdrasil, aunque en ocasiones lo escondía bajo las aguas del manantial Mimir.

Según las profecías del Eddas, Heimdall luchará junto con el resto de los dioses del Asgard en el Ragnarok, la lucha final entre dioses y gigantes, en la que morirá a manos del propio y malvado Loki.

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Mitología nórdica



Deja tu comentario