El mundo según los mitos nórdicos

Mitologia nordica

La Mitología Nórdica nos presenta una curiosa versión de la estructura del mundo y de sus delicados equilibrios. En parte mística, en parte humana y fuertemente dual, la explicación tiene tintes pesimistas, que muestran un delicado equilibrio de fuerzas siempre a punto de romperse. De hecho, los mitos nórdicos nos hablan de un final del mundo en el que hasta los dioses perecerán.

El mundo en el que vivimos es una suerte de disco plano, que descansa sobre una de las ramas de Yggdrasil, el árbol que sostiene los 9 mundos, siendo el nuestro sólo uno de ellos.

En las raíces del árbol habita una serpiente llamada Nidhogg, y pasa su tiempo royendo las raíces de Yggdrasil, con la intención de derribarlo, hecho que provocará el esperado Ragnarök, la batalla final en la que Odin encabezará una batalla contra los gigantes. Según la mitología, en esta batalla perecerán la mayoría de las criaturas naturales y sobrenaturales del universo.

En la más alta de sus ramas vive un águila, que vigila con su infalible vista los 9 mundos, y a su vez es vigilada por un halcón llamado Veðrfölnir, y que tiene su morada entre los ojos del águila.

Y entre el águila y la serpiente, hay una pequeña ardilla de nombre Ratatösk, cuyo cometido es visitar a una y a otra, llevando mentiras a ambas con la intención de enfrentarlos.

La parte más alta de los cielos es el Asgard, situada en pleno centro del disco que es nuestro mundo, y es donde residen los dioses. La única forma de llegar hasta el Asgard es caminando sobre el puente Bifröst (arco-iris), y sorteando al temible Heimdall, custodio del puente y encargado de avisar ante la llegada de un dios haciendo sonar su gran cuerno.

Los muertos ocupaban a su vez un frío y oscuro lugar llamado Niflheim, tierra controlada por Hela, la hija de Loki, y se encuentra en un indeterminado rincón del mundo,al sur del llameante reino de Muspelheim, lugar de origen de los gigantes de fuego.

Foto vía: stormofthenorth

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Mitología nórdica



Deja tu comentario