Las cataratas más altas de Islandia

Cascadas de Islandia

Islandia cuenta con un sinfín de cascadas, lugares que parecen sacados de otro planeta y que se presentan como uno de los platos fuerte de esta gran isla con clima subpolar oceánico. Muchas de estas cascadas caen por los límites de las Tierras Altas, zona que antes correspondían con acantilados marinos y que ahora presentan un paisaje realmente hermoso.

Destacamos por ejemplo la cascada de Glymur, situada al nororiente de Reikiavik. Se trata de una de las más visitadas precisamente por estar muy cerca de la capital. Además, podemos decir que se trata de una de las más altas del país, con 190 metros y superada sólo por la cascada de Morsárfoss, de unos 240 metros.

Está ubicada en el curso del Botnsá que fluye desde el lago Havlvant, teniendo como marco de fondo el valle de Botnsdallur.

La hermosa cascada de Hengifoss, es la única cascada ubicada al este de Islandia. Está muy cerca de Egilsstadir, al suroeste del lago Lögurinn. Cuenta con 128 m de caída y lo interesante es que cae de forma que podemos observar claramente los diferentes estratos de la tierra, entre ellos uno de color rojo que corresponde a la lava solidificada.

Háifoss es otra cascada bastante conocida de Islandia, situada muy cerca del volcán Hekla. El río Fossá es el encargado de verter aquí sus aguas desde una altura considerable de 122 metros, siendo así otra de los saltos de agua más altos de la isla.

Muy cerca del glaciar Ejafjallajökull, que nos sonará por el famoso volcán que entró en erupción en 2010, encontramos el Parque Nacional de Þórsmörk. Es justamente aquí donde se encuentra Seljalandsfos, una cascada de unos 65 m de altura.

Es una de las más famosas de la isla, siendo utilizada su imagen para infinidad de portadas de libros, postales y calendarios. Es por tanto una de las más admiradas de Islandia, recibiendo un sinfín de turistas al año.

Skógafoss es una cascada ubicada en el recorrido del río Skógá. Está ubicada al sur de Islandia en los enormes acantilados de esta zona. Es una de las cascadas más grandes, pues aunque la caída no es espectacular como las anteriores, unos 60 metros, cuenta con una anchura de unos 25 metros.

Cuenta con tanta agua, que la espuma de la cascada produce un continuo arco iris, simple o doble, que normalmente puede verse los días más soleados.

Dettifoss es la cascada más caudalosa de toda Europa. Está situada en un paisaje realmente impresionante, un gigantesco cañón que ha sido modelado poco a poco por el río Jökulsá á Fjöllum. Cuenta con hasta 100 metros de ancho y una caída de 44 metros de altura. Es sin duda una de las cascadas más espectaculares de Islandia, además de una de las más visitadas.

Finalmente encontramos la catarata de Gullfoss, situada también en un cañón, el del río Hvitá al sureste de Islandia. Este hermoso lugar forma parte de la ruta Círculo Dorado, siendo la catarata una de las atracciones más populares de todo el país. Cuenta con dos saltos, uno de 11 metros y otro de 21. Además, cuenta con un caudal realmente importante, de aproximadamente 140 metros cúbicos por segundo en verano y 80 en invierno.

– MÁS INFORMACIÓN

Foto vía: Víctor Bautista

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Islandia



Deja tu comentario