La bandera de Finlandia

bandera de Finlandia

La actual bandera de Finlandia, conocida también como la “siniristilippu” (o Bandera de la Cruz Azul), fue concebida y formalizada a principios del siglo XX. La cruz azul sobre el fondo blanco es la representación de la Cruz cristiana, siendo la única diferencia entre la bandera civil y la estatal el escudo de armas que lleva ésta última. La misma bandera pero con los picos de “cola de golondrina” es el emblema utilizado por el ejército finés.

El hecho de representar la cruz, que comparte con Suecia, fue decidido tras la declaración de Independencia de Rusia, momento en que los finlandeses reclamaron una bandera propia. El azul es representativo de los lagos y del cielo, mientras que el blanco lo es de la nieve, tan presente durante los inviernos en Finlandia. Además, esta combinación ha dado lugar a otras banderas de carácter provincial y militar.

El primer diseño para la bandera fue diseñado y presentado en el año 1848, a la par que el Himno Nacional (Maamme), y en principio se trataba del emblema de armas finlandés sobre un fondo blanco y adornado por una corona de laureles. Curiosamente, la actual bandera del país fue utilizada primero por un club de yates de Helsinki, el Nyländska Jaktklubben, aunque con algunas pequeñas diferencias. Hay quienes afirman que estuvo inspirada por el emblema ruso del cuerpo de Marina.

Tras la declaración de independencia de Finlandia, en el año 1917, se realizó una convocatoria para diseñar la nueva bandera de Finlandia, siendo elegidas dos combinaciones posibles entre las muchas presentadas. Una de ellas contenía el escudo de armas sobre un fondo rojo y una cruz amarilla, mientras que la otra fue la que vemos hoy en día en azul y blanco.

A modo de curiosidad, hay que decir que una de las otras candidatas, que presentaba franjas diagonales en azul y blanco fue rechazada por parecer más propia de una barbería que de un país, según el comité de evaluación. Otra de ellas lo fue por parecerse en exceso a la bandera sueca, igual pero con la cruz blanca sobre fondo azul. El diseño vencedor fue presentado por Eero Snellman y Tuukkanen Brun, aunque se le realizaron modificaciones en dos ocasiones, en 1922 y en 1978. Sus proporciones son de 11:18, siendo 11 la altura y 18 el ancho, aproximándose bastante a la famosa proporción áurea (basada en el número Phi).

En cuanto a la utilización de la bandera, la ley establece que la Bandera Nacional puede ser usada por los ciudadanos de a pie, los organismos municipales y las organizaciones y regionales, siendo el derecho de cualquier finlandés el ostentar su bandera. El uso de la bandera oficial (11:18) está limitado a organizaciones gubernamentales, tanto provinciales como a nivel nacional, mientras que la de “cola de golondrina” es utilizada por las fuerzas de Defensa y navales. En cuanto a su uso por parte entidades privadas, está limitado a los días de bandera oficiales.

La hora de izar la bandera en Finlandia es a las 8:00 de la mañana, y se efectúa a su bajada doce horas después, siendo la hora límite las 21:00 horas. En caso de producirse un acontecimiento trágico, es el Ministerio del Interior quien da la orden de que las banderas ondeen a media asta. El día de San Juan tenemos una excepción, ya que se iza la bandera a las 6:00 de la mañana, siendo esta fecha el día oficial de la Bandera de Finlandia.

Las leyes de Finlandia prohíben una serie de actos en relación a la bandera, como por ejemplo su uso de manera irreverente, su deformación de alguna manera o retirarla del asta sin un consentimiento oficial, conllevando multas por trato irrespetuoso del emblema nacional. Tampoco se permite el añadirle adornos o símbolos, además de la venta de banderas que no tengan las proporciones y características admitidas y definidas por ley.

Las normativas sobre el trato correcto (y respetuoso) de la bandera implican que ésta debe estar limpia, en buen estado (sin desgarros o roturas) y como en otros casos, no debe entrar en contacto con el suelo. Curiosamente, si hay que deshacerse de una bandera que esté en mal estado (desgastada o irremediablemente sucia), es obligatorio o bien quemarla, o bien cortarla en pedazos pequeños. En otras palabras, debe quedar completamente irreconocible. No se permite ni tirarla a la basura ni al mar, así como tampoco el enterrarla.

PARA SABER MÁS SOBRE EL PAÍS

Foto vía: resnickscity

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Finlandia



Deja tu comentario