Guía de viaje a Helsinki

Helsinki

Situada a orillas del Golfo de Finlandia, en la costa sur del país, Helsinki es la ciudad más grande y capital del país finés. Cuenta con una población de 600.000 personas y, a pesar de no ser una ciudad demasiado grande, es sin duda uno de los principales destinos turísticos del norte de Europa.

Fue fundada en 1550 por el rey Gustavo I de Suecia para competir con Tallin por el comercio del mar Báltico. Nada más independizarse Finlandia del imperio ruso en 1917, fue declarada capital del país, aunque ya lo venía siendo desde 1812. En los últimos años ha abierto plenamente las puertas al turismo, gracias al hecho de haber sido en el año 2000 una de las nueve capitales europeas de la cultura. En el 2012 es la capital mundial del diseño.

A Helsinki se puede viajar en cualquier época del año, aunque lo más recomendable es hacerlo en verano, cuando las temperaturas son más suaves. Un placer pasear por su centro histórico o hacer un pequeño crucero por el Golfo de Finlandia, disfrutando desde el mar de su pintoresco colorido, sus casas de madera y la belleza de una ciudad que cada día es más conocida a nivel turístico.

VISITAS EN HELSINKI

– Fortaleza Suomenlinna

Declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 1991, está situada en las islas que se hallan frente a Helsinki. Suomelinna es una de las fortalezas marítimas más grandes del mundo y fue construida por los suecos a mediados del siglo XVIII para controlar el puerto de la ciudad. Actualmente se conservan más de seis kilómetros de murallas y hasta 190 edificios. Nada más conquistarla los rusos en 1809, Finlandia cayó y se rindió a la Rusia imperial.

– Catedral de Uspenski

Llamada también Catedral de la Asunción, es la iglesia ortodoxa más importante de Finlandia y la más grande de la Europa Occidental. Fue consagrada en 1868 y es uno de los mejores ejemplos del legado ruso en Finlandia. Destaca especialmente por sus trece cúpulas doradas y los ladrillos rojos en los que está construida. Imprescindible visitar el interior, brillantemente decorado y de una fastuosidad impresionante.

– Catedral

Construida en estilo neoclásico a mediados del siglo XIX, se trata de una catedral evangélica luterana y está situada en el centro de Helsinki, concretamente en la Plaza del Senado. Muy simbólicas son sus cúpulas de color verde y su planta en forma de cruz griega. También destacan las columnas blancas de la fachada, lo que la convierten en una de las postales más fotografiadas de la capital finlandesa. De noche, completamente iluminada, se percibe muy hermosa desde el centro de la plaza.

– Plaza del Mercado

Esta plaza, junto con la del Senado, es una de las más emblemáticas y concurridas de la ciudad. Es ideal para ir de compras porque allí encontraremos los productos más tradicionales y populares. Objetos de artesanía, recuerdos, gastronomía, souvenirs… en sus puestos podéis comprar de todo. Después nos podemos sentar en la cafetería-carpa climatizada  para tomar un café disfrutando del ambiente y el bullicio que se forma especialmente por las mañanas.

– Palacio Presidencial

Se trata de una de las residencias oficiales del presidente de Finlandia (aunque durante la Primera Guerra Mundial funcionó como hospital militar). Fue construido en 1820 como primera residencia de los zares en Helsinki y cuenta con alrededor de cien habitaciones. Frente al palacio se sitúa el mercado al aire libre Kauppatori, con sus puestos de madera en los que se venden flores, alimentos, pieles, pescados, souvenirs, etc…

– Parque de Atracciones Linnanmaki

Se trata del parque de atracciones más grande y visitado de Finlandia. Fue inaugurado en 1950 y cuenta en total con unas cuarenta atracciones, el que más de todos los países nórdicos. Lo mejor de todo es que la entrada es gratuita, aunque el precio de cada atracción es de algo más de 6 euros. Se puede comprar un bono de un día por 37 euros y montaros en cualquier atracción todas las veces que queráis. Está situado a tres kilómetros del centro, y se puede llegar fácilmente en autobús.

– Museo de Arte Contemporáneo Kiasma

Situado en la avenida Mannerheimintie, alberga lo mejor del arte contemporáneo de la Galería Nacional de Finlandia. Fue inaugurado en 1998 y ya el edificio en sí es todo un ejemplo de arquitectura moderna. Cuenta con una superficie de 12.000 metros cuadrados y un total de 25 galerías de exposición. Es un museo muy recomendado tanto para los amantes del arte contemporáneo como para los que gusten de la arquitectura más moderna.

Helsinki

– Iglesia de Temppeliaukio

Iglesia luterana moderna (fue inaugurada en 1969) que podemos encontrar en el distrito de Toolo. Destacan en ella especialmente su pared de roca y su cúpula de cobre. Actualmente es uno de los edificios contemporáneos más conocidos y visitados de la ciudad, aunque en el momento de su construcción recibió varias críticas en contra. Impresionante la luz natural que entra a través de la cúpula acristalada. En ella se celebran diferentes conciertos gracias a su magnífica acústica.

– Otras visitas

Otras visitas imprescindibles en Helsinki serían al Museo de Bellas Artes Ateneum y el Museo Nacional, el Mercado Viejo, una pequeña caminata por el Paseo Esplanadi, el Museo de Ciencias Naturales, el Jardín Botánico de la Universidad de Helsinki, el Parque Zoológico de Korkeasaari, el Parque de Toolonlahti y los Acuarios de Sea Life.

EXCURSIONES

Desde Helsinki podemos visitar las ciudades vecinas de Espoo, Vantaa y Kauniainen, que conforman el área metropolitana de la capital finlandesa. En Vantaa precisamente se encuentra el Aeropuerto de Helsinki. A unos 50 kilómetros al noreste se halla la pintoresca ciudad de Porvoo, con su precioso casco antiguo de casitas de madera. Hacia el sur se puede hacer un pequeño crucero hasta Tallín, la capital de Estonia, o uno más cercano a través de las islas que conforman el Golfo de Finlandia.

CLIMA

El clima de Helsinki varía un poco entre el marítimo y el continental. Verano es la mejor época para viajar, ya que las temperaturas rondan los 22-25 grados y hay unas 19 horas de sol. En invierno los días son muy cortos y hace bastante frío, con temperaturas medias de 7 grados bajo cero. Está completamente nevado y llueve con frecuencia, aunque las precipitaciones se dan sobre todo en otoño. A partir de las 16.00 horas empieza a oscurecer, de ahí que se pueda aprovechar poco.

COMPRAS

El centro de Helsinki es el mejor lugar de la capital para ir de compras. Hay calles que son totalmente comerciales, como Aleksanterinkatu, Pohjoisesplanadi y la avenida de Mannerheimintie. En ellas podéis encontrar de todo, tanto lo más moderno como lo más tradicional. Hay también grandes centros comerciales, especialmente en la zona moderna y principales avenidas, así como mercados de antigüedades tanto entre semana como sábados y domingos.

GASTRONOMÍA

El clima frío hace que la gastronomía en Helsinki tenga un alto contenido en grasas. Abundan las carnes de pescado y las de caza, y no se come demasiada verdura a excepción de las sopas. Los platos más tradicionales son los que llevan salmón, arenque o reno, tanto ahumados como en guisos. De lo más típico tenemos la poronkaristys o guiso de reno con puré de patatas, la poronkieli o lengua de reno y la lihapiirakka o empanada de carne molida. La comida se acompaña con kukko, pan de centeno relleno de patatas o pescado, y para beber cerveza. Si salimos de copas la bebida por excelencia es el vodka, ya que el vino es bastante caro.

VIDA NOCTURNA

Como ciudad universitaria en Helsinki hay muy buen ambiente de noche, especialmente en verano y los fines de semana. Los bares, pubs, restaurantes y discotecas se encuentran especialmente en el centro histórico, mientras que los locales con más glamour los veréis entre Kamppi y Punavuori. La zona de Toolo, junto a la bahía, es ideal para las noches de verano. Allí el ambiente es selecto y algo más maduro. La marcha juvenil con discotecas y pubs de música para bailar hasta el amanecer los tenemos en el barrio de Kallio.

TRANSPORTES

Helsinki cuenta con uno de los mejores sistemas de transporte público de Europa. Dispone de tranvías, autobuses, metro, taxis e incluso ferry, algo que en una ciudad no demasiado grande es todo un lujo. El centro histórico se puede recorrer fácilmente a pie o en bicicleta (en invierno es difícil porque el suelo está helado). Para desplazamientos más largos la mejor opción es el tranvía, mientras que el metro y el autobús llegan a los puntos a los que no llega el tranvía. Los billetes son válidos para cualquier tipo de transporte y se pueden comprar en las máquinas expendedoras o en el mismo vehículo.

CÓMO LLEGAR

La mejor forma de llegar a Helsinki es en avión hasta el Aeropuerto Internacional de Vantaa. Está situado 17 kilómetros al norte de la capital, y hasta la ciudad se llega fácilmente en autobús. El que parte del aeródromo es el número 615 y el que sale de la estación de tren de Tikkurila hacia el aeropuerto es el 61. Tardan unos 30 minutos en cubrir el trayecto. También existe la posibilidad de ir en taxi, al precio de 30 euros. En el aeropuerto disponemos asimismo de varias oficinas de alquiler de coches.

ALOJAMIENTOS EN HELSINKI

En Helsinki encontramos hoteles de todo tipo, desde los más modernos y exclusivos hasta otros de nivel medio, hostales y pensiones más asequibles. Si queréis reservar habitación en la ciudad podéis hacerlo a través del siguiente enlace: buscador de hoteles.

ARTÍCULOS RELACIONADOS CON HELSINKI

En el siguiente enlace podréis leer todo lo que, de momento, llevamos escrito sobre la capital finlandesa: Turismo en Helsinki

Foto 1 Vía Mygola
Foto 2 Vía Cruises About

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Finlandia, Guías de Viaje



Deja tu comentario