Carnes de caza, delicia finlandesa

Carne de Alce

Visitar Finlandia supone, como obligación, explorar su amplia oferta gastronómica. En las principales ciudades, como Helsinki, Rovaniemi o Turku, hay restaurantes de primer nivel donde se especializan en carnes de caza: platos exquisitos en base a reno, alce y aves típicas de la geografía ártica.

Uno de los clásicos es la carne de reno salteada, con puré de patatas y salsa de arándanos rojos, necesariamente acompañado con un cerveza negra artesanal. También son muy recomendables los nidos de reno rellenos con setas del bosque y roquefort. Para estos casos, lo ideal es el vino tinto, si el bolsillo lo permite de origen francés.

Para los más exigentes, la opción sofisticada es el filete de alce acompañado con espinaca, queso de cabra, jarabe balsámico (de alta densidad) y albaricoques. Generalmente, se lo acompaña con batatas al horno, champiñones e hinojo cortado en tiritas.

Las aves se cocinan de un modo más simple y rústico. El secreto -explican los chefs- es sazonarlas abundantemente con sal y pimienta antes de llevarlas al asador. El faisán y el lagópodo son las dos más solicitadas. Queda claro que no estamos hablando de platos económicos. Todas estas propuestas son de alta cocina y de precios abultados. Aún así, es ampliamente recomendable achicar gastos en alguna otra cosa y dejarse llevar por los placeres culinarios finlandeses.

Para después de un buen plato de carne de caza, nada mejor que un postre tradicional. Desde hace siglos, el helado es la especialidad; los favoritos son los de frutos secos como almendras, castañas y nueces, acompañados con piñas tropicales frescas. Aunque últimamente han ganado mucho terreno los helados de crema, bañados en chocolate y decorados con fresas silvestres. Para después del postre, un buen café con pastelillos o tartas variadas y una degustación de aguardiente finlandés de vodka. Otro clásico inalterable.

La alta cocina finlandesa no es muy recomendable para los chicos, básicamente porque son sabores especiales, algunos muy intensos, para paladares más bien experimentados. En relación con los precios, hay que calcular que una cena con vino y postre, en un restaurante exclusivo, puede rondar los 100 euros por persona.

Tened en cuenta todas las recomendaciones para así saborear mejor la gastronomía finesa.

Foto vía: juanllaneza

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Finlandia



Deja tu comentario