Turismo en Copenhague, guía de viaje

Copenhague

Con algo más de un millón de habitantes, Copenhague es la ciudad más grande de Dinamarca y de Escandinavia. Está situada en la costa este de la isla de Selandia, a orillas del Báltico, conectada desde el año 2000 con la ciudad sueca de Malmo gracias al Puente de Oresund. Ejerce como capital desde el siglo XIV, cuando sustituyó en tal privilegio a la histórica Roskilde.

Sin lugar a dudas es uno de los principales destinos turísticos del norte de Europa. Es uno de los grandes centros culturales europeos y su arquitectura es una mezcla de cuento de hadas medieval y modernidad. Ciudad muy animada, en ella reside la monarquía más antigua del mundo. Os sorprenderá la limpieza y la elegancia del laberinto de callejuelas empedradas de su centro histórico.

Junto al centro peatonal que, con cinco kilómetros, está considerado de los más grandes del mundo, Copenhague ofrece una gran cantidad de parques y zonas verdes. Posiblemente el mayor encanto de la capital danesa sea pasear por sus calles, contemplando sus edificios y visitando sus museos, algunos de ellos entre los mejores de Europa.

VISITAS EN COPENHAGUE

– La Sirenita

Símbolo de la ciudad y uno de las imágenes más conocidas de Europa, la Sirenita de Copenhague se halla en el puerto de Langelinie, muy cerca del Palacio de Amalienborg. Fue erigida en bronce en 1913 y apenas tiene poco más de un metro de altura y 175 kilos. Su escultor, Edvard Eriksen, se inspiró en la bailarina Ellen Price y el cuento de Hans Christian Andersen, aunque el cuerpo pertenece a la esposa del propio escultor.

Más información: La Sirenita de Copenhague

– Castillo de Rosenborg

Construido a principios del siglo XVII en estilo renacentista neerlandés, fue usado como residencia real hasta 1710. Se llega muy fácil a él ya que está en pleno centro de la ciudad. Actualmente alberga un museo con las joyas de la corona danesa y las colecciones reales de arte. Magníficos también sus jardines de recreo, de ahí que a veces sea conocido como el castillo de los jardines. Se paga entrada para visitar el interior, mientras que los jardines son gratis.

– Palacio Christiansborg

Sede del Parlamento danés desde 1849 y la Oficina del Primer Ministro, está situado en el islote de Slotsholmen. Un palacio histórico que tiene su origen en el siglo XII y que, hasta finales del XVIII, fue la residencia real danesa. El aspecto actual data de las primeras décadas del siglo XX, aunque la capilla neoclásica es del XIX. Para visitarlo abre todos los días de 10.00 a 16.00 horas.

Más información: El Palacio de Christianborg

– Palacio de Amalienborg

Residencia de invierno de la familia real danesa en Copenhague, fue construido en la segunda mitad del siglo XVIII. Está formado en realidad por cuatro palacios: el de Cristian VII, el de Cristian VIII, el de Federico VIII y el de Cristian IX. Eso sí, solo están abiertos al público los palacios de Cristian VII y Cristian VIII. Imprescindible el cambio de guardia que se produce a las 12.00 horas en la explanada del palacio (llegad con antelación)

– Museo Nacional de Dinamarca

Situado en un gran edificio del siglo XVIII en el centro de Copenhague, es uno de los mejores museos de la ciudad y de Dinamarca. En él podemos ver objetos y piezas pertenecientes al pasado danés, desde la Prehistoria hasta la actualidad. Muy interesante la zona dedicada a la historia de los vikingos, o el Museo de los Niños, un espacio para que los más pequeños aprendan la historia y la cultura del pueblo danés.

– Canal Nyhavn

Este pintoresco canal fue construido en 1673 para unir el centro urbano como el mar. Hoy es conocido por sus terrazas, sus veleros amarrados en el muelle y por sus preciosas casitas de colores que hay frente al canal. Muchas de ellas hoy son restaurantes, pubs y cafeterías que se llenan especialmente en verano. Tras tomar una copa nada mejor que visitar el número 20 del canal, la casa en la que vivió durante varios años Hans Christian Andersen.

Canal Nyhavn en Copenhague

– Parque Tívoli

Situados en la zona sur de Copenhague, actualmente es uno de los parques de atracciones más famosos del norte de Europa. Los jardines abrieron en 1843 y cuenta con montañas rusas, trenes y otras atracciones. No solo podéis disfrutar del parque de atracciones, sino que también podéis pasear por los jardines y descansar. Es uno de los lugares más visitados de Dinamarca a lo largo del año.

Más información: Parque Tívoli, todo el romance en Copenhague

– Christiania

Uno de los barrios más conocidos de Europa. Tiene 34 hectáreas de extensión en torno a Pusher Street. Su principal característica es que está autogobernado, tiene sus leyes propias y no pagan impuestos. Creado en 1971, sus reglas prohíben el uso de la violencia y las drogas duras, aunque se permite el consumo y la venta de drogas blandas. Actualmente viven en él unos 850 residentes, y es lo que se conoce como una ciudad libre.

Más información: Christiania, ciudad libre

EXCURSIONES

Ya os decíamos al principio que Copenhague está separada de Malmo, en Suecia, por el Puente de Oresund. Atravesarlo para visitar el país vecino es una de las excursiones más solicitadas. Hacia el interior del país os recomendamos la histórica Roskilde, a solo 35 kilómetros. En los alrededores hay otras ciudades interesantes como Koge, Frederikssund o Dragor.

CLIMA

El clima en Copenhague se caracteriza por ser muy suave, sin temperaturas extremas en ninguna de sus estaciones. Los veranos no son calurosos, con temperaturas medias que oscilan en torno a los 20 grados, mientras que en invierno solo se baja de los cero grados en algunas ocasiones, especialmente en febrero, gracias a la cercanía con el Báltico, y rara vez nieva. Las lluvias se producen especialmente a finales de verano y principios de otoño.

COMPRAS

La zona comercial por antonomasia de Copenhague es la Stroget. Conforman más de tres kilómetros de calles peatonales en el centro llenas de tiendas para todos los gustos. Calles como Bredgade, Ravnsborggade y Laederstraede son las más concurridas por los compradores. Hay en el centro también numerosos mercados de pulgas para conseguir buenas gangas y, por supuesto, centros comerciales en la zona moderna para las compras más generales.

GASTRONOMÍA

El estar situada a orillas del Báltico hace que Copenhague tenga en el pescado uno de sus principales ingredientes. El salmón, el arenque y los mariscos se preparan de muchas maneras. Platos típicos son el smorrebrod (pan de centeno con mantequilla y una lonja de carne), el ganso y el pato asado, la frikadeller o carne de cerdo picada, las hakkeboffer o hamburguesas danesas y las sopas en invierno. Para beber una cerveza Carlsberg, y de postre la wienerbrod, una masa de hojaldre y pasta de almendras.

VIDA NOCTURNA

Pubs, bares, cervecerías, discotecas, restaurantes… En Copenhague tenéis vida nocturna a raudales, aunque especialmente se lleva a cabo los fines de semana. El centro histórico está lleno de locales, además del célebre canal Nyhavn y la zona de Boltens Gaard. En esta última los bares de copas no cierran hasta las cinco de la madrugada. Las principales discotecas se encuentran en la zona moderna. Nada mejor que empezar con una cena en Nyhavn o en el centro, luego tomar una copa o una cerveza e ir a bailar hasta bien entrada la madrugada.

TRANSPORTES

El sistema de transporte en Copenhague está formado por el metro, autobuses, tranvías y taxis principalmente. Funcionan entre las 05.00 y las 00.00 horas, y los billetes son válidos para cualquier transporte. El metro os lleva a cualquier parte de la ciudad, así como el tranvía y el autobús. Para movernos por el centro también son válidas las bicicletas, ya que hay carriles bici y todo es peatonal. Para trayectos más largos y nocturnos lo mejor es usar el taxi, aunque hay autobuses de noche y el viernes y el sábado el metro funciona 24 horas.

CÓMO LLEGAR

La mejor manera de llegar a Copenhague es a través del Aeropuerto Internacional, el más grande de Escandinavia. Está situado a ocho kilómetros al sur de la ciudad y se llega fácilmente en metro, autobús o taxi. El metro es lo más barato para llegar desde el aeropuerto a Copenhague y pasan trenes cada cinco minutos. Los taxis suelen ser algo caros, pero es lo más cómodo y rápido.

ALOJAMIENTOS

En Copenhague no tendréis ningún problema para encontrar alojamiento. Hay hoteles para todos los gustos, desde los más modernos y exclusivos hasta los más asequibles.

Más información y reservas en: Hoteles en Copenhague.

ARTÍCULOS RELACIONADOS CON LA CIUDAD

Foto 1 Vía World Greatest Sites
Foto 2 Vía Viator

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Dinamarca, Guías de Viaje



Comentarios (1)

  1. liliana morales bruna dice:

    soy una persona de tercera edad cuando cumpli los sesenta tuve la surte de conocer dinamarca fui invitada por un hijo de mi compañero , quie habia estado exiliado ahi por 17 años el se llamaba orlando montes astudillo , y quiero decir que me encato su pais de calles enpedradas como dicen sus prados verdes su gente muy amable con los extranjeros chilenos en este caso , conoci varias partes , como por ejemplo una iglesia don de hiban los reyes amisa uodeje mi nombre alli. conoci dla estatuas pero la que mas me gusto fue la de la sirena en el muelleconosi castillo donde esta el vikingo sentado es inpresionante y asi muchas cosa mas me encataria volver pero ahora es inposible por lo economico y porque mi compañero fallecio lindo pais doy gracias por haberlo conocido.

Deja tu comentario