Ribe, la ciudad más vikinga de Dinamarca

Ribe en Dinamarca

Ribe es una ciudad que ejerce una fuerte atracción sobre locales y visitantes; se encuentra en el sudoeste de la Península de Jutlandia, sobre el Mar del Norte, y es una de las más antiguas y mejor conservadas de Dinamarca. Con su ambiente único, es una de las pocas que ha preservado el centro histórico medieval, sus antiguas casas entramadas de madera, las calles empedradas y la Catedral custodiando el conjunto.

Aunque hay detalles que desaparecieron hace largo tiempo, un paseo por el casco antiguo es un viaje hacia atrás en el tiempo, con su historia milenaria y sus edificios que evocan importantes acontecimientos históricos. Para saberlo todo acerca de Ribe, lo mejor es comenzar por aquí.  La ciudad está separada del mar por restingas que se cubren parcialmente con las mareas; actualmente su puerto ha sido arenado, pero fue uno de los más importantes de Dinamarca.

El casco antiguo rodea la Catedral, punto focal de la ciudad antigua. Se encuentra un metro y medio bajo el nivel del suelo y fue construida en el siglo XII. Su torre cuadrada regala una hermosa vista de la ciudad y las marismas; la puerta del lado sur es uno de los pocos ejemplos supervivientes de la escultura románica. La nave central está cubierta por una cúpula decorada con mosaicos y hermosos frescos de distintas épocas; en su tímpano está representado el Descenso de la Cruz.

Junto a la Catedral se encuentra el Ayuntamiento o Det gamle rådhus; fue construido en 1496 y es uno de los más antiguos de Dinamarca. Aquí podremos ver la plaza mayor, Torvet, en torno a la cual se conservan edificios como la casa de Hans Tausen, en Skolegade, que fue el primer danés en predicar la Reforma. También hay una posada del siglo XVII, Weis’ Stue, que se mantiene igual que hace trescientos años. La iglesia de Santa Catalina y la Catedral son los únicos templos católicos anteriores a la Reforma.

Otros lugares para visitar son el Ribe Kunstmuseum, museo de arte que contiene impresionantes obras artísticas de 1750 a 1950, y el Ribes Vikinger o Museo Vikingo, que nos ilustra acerca de cómo era la ciudad cuando se fundó, en el año 700 de nuestra era. El mundo vikingo está muy bien representado en el Ribe VikingeCenter, una reconstrucción de la época para vivir la vida vikinga con los cinco sentidos.

Queda mucho en el tintero; es muy fácil llegar a Ribe en tren desde Esbjerg y Tønder con servicios cada hora; también está conectada por autobús. Si prefieren volar, a 30 Km. al norte de la ciudad se encuentra el aeropuerto de Esbjerg, y 52 Km. al norte está el aeropuerto de Billund.

– Más información: otras ciudades de Dinamarca.

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Dinamarca, Era vikinga



Deja tu comentario