Información turística de Billund

Legoland en Billund

La ciudad de Billund es un importante destino de Dinamarca, ubicado en el centro-sur del territorio, tanto que su aeropuerto es el segundo más transitado del país.

Si os preguntáis el motivo, éste es porque Billund es un destino ideal para visitar con niños ya que la empresa de juguetes Lego tiene su sede en esta ciudad, y es dueña o administradora de muchas de sus atracciones turísticas, por lo que les ha concedido un aire amigable para los más pequeños.

La historia de Billund se remonta, cuando menos, al año 1291, cuando se menciona por primera vez a la Iglesia Grene Kirke. Durante años, la ciudad se desarrolla en torno de esta edificación, y es recién hacia principios del siglo XVI que adquiere su actual nombre.

A principios del siglo XX, Ole Kirk Christiansen comienza a hacer importantes inversiones en la ciudad, comprando primeramente una empresa de mobiliario, y fundando en 1932 la compañía Lego. La instalación de fábricas en la ciudad le dio un gran crecimiento como asentamiento urbano.

Sin embargo, tras la Segunda Guerra Mundial la ciudad quedó muy abatida, y con el objetivo de mejorar su economía se iniciaron importantes obras de construcción de viviendas, y Lego continuó sus inversiones en Billund, llegando a poseer grandes terrenos. En la segunda mitad del siglo XX se construyó el parque de diversiones de la compañía y un aeropuerto privado que luego extendió sus servicios para vuelos en general.

Hoy en día, la ciudad es un destino muy popular para viajes en familia, ya que ofrece interesantes opciones para los más pequeños, sin descuidar a sus padres. Las ruinas de Royal Jelling, por ejemplo, se han convertido en un destino didáctico y lúdico, en donde se pueden visitar las tumbas subterráneas y los vestigios de la época de los vikingos.

A la hora de merendar, la casa de panqueques Pandekagehuset “Kvie So” ofrece deliciosos platillos en un ambiente familiar, con vistas magníficas al Lago Kvie. Allí pueden ordenarse panqueques de todos los tipos imaginables.

Cómo no mencionar, además, el famoso parque Legoland, del que podéis obtener más información en este enlace: Parque Legoland, en Billund.

En la ciudad se pueden visitar también numerosos museos, como el Museo de la Agricultura Karensminde, dedicado a la vida rupestre de las décadas de 1930 y 1940. también destacan el Museo de Arte Vejle, y el museo tradicional Bindeballe kobmandsgard, donde pueden adquirirse productos gastronómicos.

Billund también destaca por su gran cantidad de iglesias, de los períodos más distantes. Por ejemplo, la iglesia principal de la ciudad data de mediados del siglo XX, mientras que la iglesia Vorbasse fue construida originalmente en torno al año 1200.

Para los amantes de la naturaleza, también hay interesantes propuestas. Una de ellas es la Plantación Sonder Omme, la más grande de la región. Nada menos que 821 hectáreas de más de 15 especies diferentes de árboles, invitan a dar largos paseos a pie, disfrutando al máximo de la paz y el entorno natural.

Grene Sande, por su parte, es un área de suelo arenoso, caracterizado por ser uno de los pocos sitios con dunas de Dinamarca. Además de la caminata, la principal actividad aquí es el avistamiento de aves, ya que muchas de ellas viven en las inmediaciones del río Grene.

Realmente, Billund tiene opciones para todos los gustos, con especial énfasis en los más pequeños.

Foto vía: Loozrboy

Imprimir

Etiquetas: , , , ,

Categorias: Dinamarca



Deja tu comentario