Hillerod y su magnífico castillo

Castillo de Frederiksburg en Hillerod

Al norte de la isla de Selandia se encuentra la ciudad de Hillerød, capital de la región de Hovedstaden y que se erige como la tercera ciudad más grande de la zona, tan sólo superada por la capital Copenhague y por Helsingor.

Con una ajetreada vida cultural, en la ciudad cabe destacar varios centros de interés turístico como el “Hillerød Viden- og Kulturpark” (Parque de la Cultura y Conocimiento de Hillerød), el Museo de la Ciudad en el que podrás contemplar diversas colecciones vinculadas a la historia de la urbe, las ruinas de la Abadía de Aebelholt (vestigios del que está considerado como el monasterio más grande de los países nórdicos asociado con la Orden de San Agustín) o la Abadía de Esrum, monasterio de la Orden del Císter que ha sido datado en el año 1151.

Sin embargo lo que destaca sobre todas las cosas, y por lo que realmente es célebre la ciudad, es el Castillo de Frederiksborg. Ubicado en el mismo corazón de Hillerød está considerado como uno de los más impresionantes del país; erigido sobre tres islotes del Slotssø (que podría traducirse como el “lago del castillo”) entre los años 1560 y 1630, para su construcción se siguió un diseño de Hans Van Steenwinckel, el Antiguo, de quien se puede decir que es la figura más representativa del Renacimiento Danés.

El nombre de la fortaleza hace honor al monarca Federico II y, por si todo lo anterior fuese poco, está catalogado como el palacio de mayor tamaño de toda Escandinavia. Con esto se pretende simbolizar el poderío y la potencia que poseía la monarquía absoluta en Dinamarca y por ello era la residencia oficial de la Familia Real cuando esta monarquía abarcaba también Noruega.

Tras un incendio que lo asoló en el año 1839, el castillo volvió a ser reconstruido.

Para seguir viaje por el país: ciudades de Dinamarca

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Dinamarca



Deja tu comentario